ÍNDICE DE LA COLECCIÓN SALAZAR Y CASTRO

Uno la verdad es que se alegra de los adelantos tecnológicos, de las digitalizaciones, de la facilidad para acceder a información que antes estaba más escondida y de todo lo que suponga una difusión del conocimiento que se ha ido acumulando durante siglos en libros impresos y manuscritos. Pero a veces da rabia. La magnífica y vastísima colección de Luis de Salazar y Castro que se guarda en la Real Academia de la Historia se podía consultar hasta hace poco a través del índice de la colección, un catálogo compuesto por 49 volúmenes, el conocido como Vargas-Zúñiga y Cuartero, sus autores. La de horas que se pasó uno revisando uno a uno todos estos volúmenes en busca de los asientos bibliográficos que le interesaban. Ahora el Servicio de Archivo del Departamento de Cultura del País Vasco (Irargi)  ha creado una base de datos en la que ha volcado los cerca de 60.000 títulos de los que se compone el índice. Tan sencillo como escribir en la correspondiente casilla las palabras que uno quiera encontrar y listo, ahí están los resultados. En la web de la biblioteca ya habían puesto a disposición de todo el mundo un PDF de 13.000 páginas con toda la obra, pero la mejora con esta base de datos es evidente. Y no se queda aquí el asunto. En la Biblioteca Digital de la Real Academia de la Historia tienen parte de la Colección ya digitalizada y presente en su buscador. En fin, volviendo a mi reflexión inicial el único consuelo que me queda es el haber disfrutado con la lectura página a página de este gran catálogo. Algunos pensarán que estoy un poco majareta, pero qué le voy a hacer, me gustan las bibliografías, los catálogos y las listas de libros en general.

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts

LOS ELZEVIROS SIGUEN VIVIENDO

Sin duda en la historia de la imprenta europea la familia de impresores de los Elzeviros ocupa un lugar de honor. El primero de ellos fue Lodewijk Elzevier (fl. 1580-1617) quien, tras aprender el oficio de la mano de Christophe Plantin, en 1580 se trasladó a la ciudad holandesa de Leiden para abrir su propio taller de imprenta. Tras su muerte Bonaventura y Abraham Elzevier dieron un gran impulso a la imprenta gracias a sus ediciones de bolsillo, habitualmente en formato dozavo, de los clásicos griegos y latinos que obtuvieron gran fama en su tiempo gracias a su calidad y a sus razonables precios. Otros miembros de la familia abrieron talleres también en La Haya, Amsterdam y Utrecht. El último miembro impresor de la dinastía fue Abraham Elzevier (II) a cuya muerte ocurrida en 1712 la actividad editorial de los Elzeviros dejó de existir. Sin embargo, en 1880 el librero Jacobus Robbers fundó una pequeña editorial y le puso el nombre de Elsevier en honor a los Elzeviros y adoptó como logo editorial la marca tipográfica creada por Isaac Elzevier (fl. 1617-1626) que ilustra esta entrada. Elsevier es hoy en día una de las editoriales más poderosas y prestigiosas dentro del mundo científico. Los investigadores que se mueven en ese ámbito suelen asociar Elsevier a producto de calidad. Recientemente la editorial ha creado en la red un catálogo de los libros antiguos que conserva la corporación. En ella podemos encontrar, como es lógico, mayoritariamente las obras impresas por los Elzeviros con una somera descripción bibliográfica e imágenes, no de las obras que en mi opinión hubiese sido mejor, sino de las encuadernaciones.

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts

COLECCIÓN DE PRAGMÁTICAS DIGITALIZADAS

La biblioteca de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Barcelona ha creado un catálogo digital llamado Col·lecció de Pragmàtiques i altres documents (s. XVI-XIX) en el que se encuentra un importante fondo de pragmáticas, cédulas y otros impresos de tipo legislativo, político y económico. Esta colección forma parte de la Biblioteca Económica Carandell, que cuenta con más de 12000 monografías y entre ellas un muy respetable número de impresos antiguos. El modo más rápido de acceder a ellas es o navegando por los reyes que las dictaron o directamente buscando por título en el catálogo general de la biblioteca. Buena calidad de las digitalizaciones, aunque un reparo: he encontrado algunas en las que no se han digitalizado las hojas en blanco, hecho que puede llevar a alguna confusión. 
Tener a disposición las imágenes de este tipo de impresos legislativos puede resolver muchas dudas por cuanto es habitual que se hiciera más de una edición en el mismo año o que haya emisiones distintas. Algunas de estas ediciones que comparten todos los datos básicos de catalogación -mismo título, pie de imprenta, formato y paginación- sólo se pueden diferenciar si podemos ver sus imágenes comparadas: entonces es cuando apreciamos que las líneas de texto no son iguales, es decir, no comparten la misma disposición textual. En algunos casos extremos incluso pueden compartir disposición textual, pero ser diferentes, diferenciables quizás por diferentes adornos o iniciales grabadas o por palabras abreviadas y sin abreviar. Otras bibliotecas con buenas colecciones de este tipo de impresos ya digitalizados son la Biblioteca General de la Universidad de Granada con la colección Montenegro, la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla  y la Biblioteca Foral de Vizcaya.

Pregmática del pan. [S.l., s.i., 1539]. UAB.

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts

FONDOS ANTIGUOS DE LA RAMSE

La Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla ha puesto en internet Fondos antiguos, catálogo digital de su rica biblioteca de libros antiguos. Hay muchos proyectos de digitalización de bibliotecas de fondo antiguo y a veces uno se encuentra con alguno que merece ser destacado especialmente. Fondos antiguos me parece bueno por su originalidad, calidad de las digitalizaciones y herramientas para navegar por las imágenes. Parece que detrás de este catálogo no está ninguna de las empresas informáticas habituales que suelen trabajar con las bibliotecas españolas -empezando por la todopoderosa Google- y es de agradecer encontrar otras maneras de realizar estos proyectos. Resulta aburrido ver siempre el mismo tipo de presentaciones e imágenes, algunas de muy escasa calidad… En este caso, además, esta biblioteca digital sirve para dar a conocer el desconocido fondo bibliográfico de esta Real Academia, por cierto, la primera de estas instituciones que se creó en España allá por el año de 1700. Sus libros no están integrados en el CCPB y hasta ahora el mejor modo de conocer su fondo antiguo era mediante un catálogo publicado en 1991. El catálogo digital cuenta hasta el momento con 599 títulos de los siglos XV a XIX. Tres incunables, 138 del siglo XVI y así en aumento incluyendo también algunos libros manuscritos.

Venetiis: mandato & expensis nobilis viri domini Octaviani Scoti, per Bonetum Locatellum, 1498.

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts

BIBLIOTECA DIGITAL DE TIPOGRAFÍA

Liber Chronicarum. Nuremberg: Koberger, 1493
Y una biblioteca digital más. Otra, además, que se nutre de los enlaces de espacios externos. La Bibliothèque Virtuelle de Typographie recopila obras sobre tipografía digitalizadas disponibles en la red. En su página inicial informa de la división temática de las obras que contiene: así nos encontramos con libros sobre técnicas de tipografía, composición e imprenta, catálogos de caracteres, historia de la tipografía, obras impresas ejemplares para la historia de la tipografía, escritura, lengua francesa y documentos importantes para la tipografía. En el apartado de obras impresas ejemplares se encuentran algunas grandes obras de la historia de la imprenta relevantes para la historia de la tipografía: la Biblia de 42 líneas, el Liber Chronicarum de Koberger, los tipos de Aldo Manucio en Hypnerotomachia PoliphiliTenemos también nombres capitales para la tipografía: Baskerville, Caslon, Bodoni, los Didot… Las únicas referencias al ámbito español son las páginas extraídas de la obra de Daniel Berkeley Updike Printing types, their history, forms and use sobre Antonio Espinosa de los Monteros, Jerónimo Gil y Eudaldo Pradell. Por último decir que me ha llamado la atención que entre las lugares que nutren esta biblioteca virtual, la mayor parte de ellos franceses, no se encuentra Europeana que podría hacer crecer en un buen número de referencias este sitio.

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts