IMPRESOS E IMPRESORES EN ARCHIVOS EN LÍNEA (II)

“En esta Corte andan dos hombres muy perjudiciales en materia de imprimir indevidamente libros y meter otros de sospechosa lectura, sin nombre de autor ni lugar de impressión ni tiempo. Y si en algunos le ponen es supuestamente. El uno de estos es un francés llamado Antonio Roqueto. Este asiste en la imprenta de Joan Flamenco el qual vive al Cavallero de Gracia, y la casa donde vive el dicho Ant[onio] Roqueto es a la calle de S. Bartholomé, a lo último de la calle. Y su muger se llama María de Burgos. Este imprime secretamente qualquier cosa prohibida y sin licencia y se puede creer a impresso el Don Chittón y el Tapaboca, y las Cartas de Ingalaterra, y unas de los estados revelados y otras cosas de esta clase, las quales, aunque yo con la orden que tengo de V.A. pudiera aver ido a su cassa y tomádolas, no lo e hecho por no querer por este modo convencerle y que diga que no son suyas ni él las imprime sino e enviado a su cassa a personas fidedignas a comprarlas, aunque por excessibo precio, para que estos tales puedan deponer jurídicamente quando V. A. lo ordenare de lo que aquí refiero”.  

Este texto está extraído de los documentos inquisitoriales del proceso que acabó con la inclusión de El chitón de las tarabillas, libelo político de Quevedo publicado en 1630, en el Índice de libros prohibidos del año 1632. Se conservan estos documentos en la sección de Inquisición del Archivo Histórico Nacional, el gran archivo de los archivos españoles, y son solo una pequeña muestra de las jugosas noticias que podemos sacar de toda la acción que la Inquisición española llevó a cabo para el control de obras prohibidas, librerías, imprentas y todo aquello que atentara contra los dictados políticos y morales impuestos. En PARES he probado a buscar documentos que sobre el mundo del libro tenga esta sección del Consejo de la Inquisición y los resultados han sido decepcionantes. El proceso de catalogación de fondos, series y expedientes hasta llegar a la unidad documental en un archivo que guarda millones de documentos es una labor gigantesca y en PARES ya hay incluidos miles de ellos, muchos con imágenes, pero me imagino que pasarán muchos años hasta que esté el archivo completo. Otra sección en la que se pueden encontrar muchas noticias sobre la imprenta es la del Consejo de Castilla, que era el organismo con competencias sobre el  gobierno y justicia  del reino. Ahí están, por ejemplo, las solicitudes y aprobaciones necesarias para que una obra saliera a la luz. Una nueva búsqueda y también resultados escasos. En la web del Archivo podemos encontrar digitalizados la solicitud y el informe favorable para la licencia de impresión de la primera parte del Quijote, pero sin embargo no está aún dentro de PARES. Hasta que esté todo catalogado quizás no sería mala idea por parte del AHN digitalizar y poner a disposición de todo el mundo los muchos instrumentos de descripción, catálogos impresos y mecanografiados, algunos solo consultables en la sala del archivo, que siguen siendo importantísimos para acceder a la documentación.
Solicitud de Cervantes
Informe favorable para la licencia

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts

TEXTOS DISPERSOS (I). LOPE DE VEGA

José Simón Díaz en su labor incansable como bibliógrafo  e investigador de la literatura española se dedicó durante varios años a publicar textos de los autores españoles de los Siglos de Oro que se encuentran escondidos en obras de otros autores o en obras colectivas. Su fuente principal para nutrirse de estos textos fueron los preliminares de los libros. En varias entregas fue publicándolos en la Revista de Literatura y finalmente los reunió todos en Textos dispersos de autores españoles. I: Impresos del Siglo de Oro. En estas páginas se publicaron poemas y textos en prosa (prólogos y aprobaciones sobre todo) de autores como Calderón de la Barca, Vélez de Guevara, Salas Barbadillo, Juan Pérez de Montalbán, Bocángel, Castillo Solórzano, Mira de Amescua, Paravicino y Arteaga, entre otros.
Tiene otras publicaciones Simón Díaz en las que se interesa por este tipo de textos y en su gran bibliografía, la BLH (Bibliografía de la Literatura Hispánica) hay entradas dedicadas a ellos. En un tiempo en el que todavía no se manejaba el concepto de “paratexto” fue Simón Díaz un precursor en el estudio de este tipo de piezas. También se refleja así en su otra gran obra, El libro español antiguo: análisis de su estructura, donde define con maestría cómo eran las distintas piezas paratextuales que conforman el libro español del Siglo de Oro. Otra fuente fundamental para conocer estos textos son las tipobibliografías, las buenas -que no todas lo son-, donde se plasma su presencia y en el caso de la poesía se copia por lo menos el primer verso de los poemas.
A partir de esta entrada iré dejando aquí algunos de estos textos e intentaré no repetir ninguno de los publicados ya por Simón Díaz. En la desconocida obra del religioso de Ocaña Lorenzo de Santa Ana titulada Noches de Navidad (En Madrid: por Francisco Martínez, 1630) con ejemplar único en la Biblioteca de Castilla-La Mancha aparece el siguiente poema de Lope de Vega dedicado al autor en el recto de la hoja correspondiente a ¶5 en los preliminares:
A Lorenço de Santa Anta Fr. Lope Félix de Vega Carpio del Hábito de S. Iuan.
Décima.
Noche en que los Cielos dora
Sol diuino en carne humana
claro está que de Santa Ana 
truxo la cándida Aurora:
vos cuya Musa decora
la Seráfica harmonía
hazéis repitiendo el día, 
y la gloria de Dios hombre, 
que respete en vos el nombre
de la Madre de María.

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts

JUAN DE LA CUESTA: MATERIAL TIPOGRÁFICO

Siguiendo con la serie dedicada a la presentación de material tipográfico de impresores españoles hoy me ocupo de Juan de la Cuesta, posiblemente el más conocido entre el público en general por haber sido el impresor de la primera edición del Quijote. Añado algunas notas a la entrada de Wikipedia, sobre todo referentes al material tipográfico utilizado por Juan de la Cuesta.

1. Parte de sus juegos de iniciales grabadas procede de la imprenta salmantina de la familia de los Portonariis. Este material fue adquirido por Pedro de Madrigal en 1582 en almoneda pública en Salamanca. En esta época Madrigal todavía se encontraba en esta ciudad y fue en 1586 cuando se trasladó a Madrid y abrió su imprenta. Como se sabe Juan de la Cuesta se hizo cargo de la imprenta de Pedro de Madrigal, contratado por su viuda en 1599. Algunas de las iniciales utilizadas en las ediciones del Quijote proceden de esta antigua imprenta de Andrea y Domingo de Portonariis. También de esta imprenta debe proceder la marca utilizada por Madrigal y heredada por Juan de la Cuesta del saludo entre manos y la leyenda “fides quae per charitatem operatur”.

2. La famosa marca del halcón sobre el puño y el lema “Post tenebras spero lucem” procede también del taller de Pedro Madrigal. Esta imagen es marca que utilizaron diferentes impresores en diferentes lugares desde mediados del siglo XVI y su lema es símbolo del arte de imprimir (“Tras la oscuridad, espero la luz”). La utilizaron entre otros con diferentes variaciones Adrián Ghemart en Valladolid, Juan Soler en Zaragoza, Juan Gracián en Alcalá de Henares, Jean Mommarte en Bruselas y Juan Godínez de Millis en Medina del Campo.

3. El periodo de actividad que se encuentra en algunos catálogos de bibliotecas es 1604-1627 y creo que habría que retrasarlo a 1625, puesto que de 1626 a 1627 no se conocen noticias fidedignas de ediciones con su nombre. En los años 1625 y 1626 se produjo un parón editorial en los talleres de Madrigal-Cuesta y la actividad se reanudó al año siguiente con la mención de impresor “Por los herederos de Pedro de Madrigal” o “Por los herederos de la viuda de Pedro de Madrigal”.
Más información en:

Delgado Casado, Juan. Diccionario de impresores españoles (siglos XV-XVII). Madrid: Arco/Libros, 1996. 2 v.
Jurado, Augusto. Juan de la Cuesta, impresor de El Quijote por encargo del librero Francisco de Robles, y breves noticias de ambos y del autor de la obra Miguel de Cervantes. Madrid: Sociedad Cervantina, 2007.
Moll, Jaime. “Juan de la Cuesta”, en Boletín de la Real Academia Española, t. LXXXV (2005), p. 475-484.
Moreno Garbayo, Justa. La imprenta en Madrid (1626-1650): (materiales para su estudio e inventario). Madrid: Arco/Libros. 1999. 2 v.
Reyes Gómez, Fermín de los. La imprenta en Segovia (1472-1900). Madrid: Arco/Libros, 1997. 2 v.
Schneer, Richard James. Juan de la Cuesta: first printer of Don Quixote de la Mancha: a bibliographic record of his works 1604-1625. Alabama. The University of Alabama Press, 1973.
Vindel, Francisco. Escudos y marcas de impresores y libreros en España durante los siglos XV a XIX (1485-1850). Barcelona: Orbis, 1942. [Como ya anuncié se encuentran digitalizadas todas su marcas en CERL-Thesaurus, y se puede acceder a ellas buscando por los nombres de los impresores].

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts

UNA ALEGACIÓN DE QUEVEDO

Vuelvo al tema de las alegaciones para comentar una que tiene como protagonista al mismísimo don Francisco de Quevedo y Villegas. Decía que algunas de ellas daban buenas sorpresas y este es un caso. Se trata de una alegación que dirige Quevedo contra dos de los habitantes de la Torre de Juan Abad, Pedro Lillo el Viejo y Pedro Díaz. Quevedo pleiteó contra el concejo de esta localidad para que le reconocieran el título de Señor de la Torre de Juan Abad, título que le había comprado su madre antes de morir. El único ejemplar que conozco de este porcón se encuentra en la British Library y en su catálogo en línea lo datan con interrogantes en 1630. A falta de otros datos para fecharlo con exactitud me centro en su descripción:

Por don Francisco de Quevedo, cavallero de la Orden de Santiago. Con Pedro de Lillo el Viexo, y Pedro Díaz, vezino de la Torre de Juan Abad. Sobre si ha lugar rescindirse lo que por sentencia de vista, y revista de la Sala está juzgado, y despachada carta executoria. [S.l., s.n., s.a.].

Fol.-A3.-3 f.


Posiblemente al final se encontraría una hoja en blanco que no se conserva. Gracias a la inicial grabada del principio del texto se puede atribuir al impresor madrileño Juan González, activo entre 1623 y 1633. Esta misma inicial E aparece, por ejemplo, en el tomo segundo de la Historia natural de Cayo Plinio Segundo, impresa por Juan González en 1629.

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts

Juan de Zúñiga: material tipográfico

Lugar: Madrid

Fechas de actividad: según Gutiérrez del Caño, 1727-1756; en CCPB aproximadamente 150 ediciones entre 1728 y 1753, con una extraña primera fecha de 1697 (¿error de catalogación?).
La primera de las imágenes puede ser marca tipográfica con las iniciales AZU





Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts