LOS ELZEVIROS SIGUEN VIVIENDO

Sin duda en la historia de la imprenta europea la familia de impresores de los Elzeviros ocupa un lugar de honor. El primero de ellos fue Lodewijk Elzevier (fl. 1580-1617) quien, tras aprender el oficio de la mano de Christophe Plantin, en 1580 se trasladó a la ciudad holandesa de Leiden para abrir su propio taller de imprenta. Tras su muerte Bonaventura y Abraham Elzevier dieron un gran impulso a la imprenta gracias a sus ediciones de bolsillo, habitualmente en formato dozavo, de los clásicos griegos y latinos que obtuvieron gran fama en su tiempo gracias a su calidad y a sus razonables precios. Otros miembros de la familia abrieron talleres también en La Haya, Amsterdam y Utrecht. El último miembro impresor de la dinastía fue Abraham Elzevier (II) a cuya muerte ocurrida en 1712 la actividad editorial de los Elzeviros dejó de existir. Sin embargo, en 1880 el librero Jacobus Robbers fundó una pequeña editorial y le puso el nombre de Elsevier en honor a los Elzeviros y adoptó como logo editorial la marca tipográfica creada por Isaac Elzevier (fl. 1617-1626) que ilustra esta entrada. Elsevier es hoy en día una de las editoriales más poderosas y prestigiosas dentro del mundo científico. Los investigadores que se mueven en ese ámbito suelen asociar Elsevier a producto de calidad. Recientemente la editorial ha creado en la red un catálogo de los libros antiguos que conserva la corporación. En ella podemos encontrar, como es lógico, mayoritariamente las obras impresas por los Elzeviros con una somera descripción bibliográfica e imágenes, no de las obras que en mi opinión hubiese sido mejor, sino de las encuadernaciones.

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts

ENCUADERNACIONES ARTÍSTICAS EN EL ARCHIVO DE LA NOBLEZA

Aprovechando estos días libres de Semana Santa me he acercado por fin a Toledo a ver la exposición de encudernaciones artísticas de los fondos de la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional, ubicada en el Hospital Tavera, monumental edificio con un magnífico claustro y sede también del Archivo. A primera vista y dada las dimensiones de la sala de la exposición uno piensa que la muestra no será muy extensa, pero nada de eso. En las vitrinas se concentra un muy buen número de diferentes encuadernaciones que se van sucediendo por orden cronológico de los siglos XV al XX. Bellas encuadernaciones góticas, renacentistas, platerescas, mudéjares, barrocas, neoclásicas, editoriales modernistas, en seda, en terciopelo… Tratándose como se trata de un fondo procedente de archivos nobiliarios merecen especial atención las heráldicas, desde el siglo XVII en pasta y decoradas con abanicos hasta las brillantes neoclásicas del siglo XVIII con los escudos de armas dorados. Merecen también reseña los distintos tipos de papeles decorados utilizados sobre todo en las guardas, pero también como cubiertas. Además de las encuadernaciones hay otros objetos para guardar documentos como un estuche cilíndrico de madera para un pergamino enrollado o una caja de ébano y marfil. También se pueden ver máquinas, herramientas y materiales propios de esta disciplina. En una exposición de encuadernaciones sería de agradecer que las cartelas informativas describieran cada tipo de encuadernación y aquí se limitan al nombre y a la obra que contiene el volumen. Para una descripción pormenorizada de cada una hay que consultar el catálogo de la exposición, en el cual también hay varios capítulos introductorios, de los que merecen especial atención “El patrimonio documental nobiliario: bibliotecas y archivos”, “La evolución de los estilos decorativos” y “Los papeles decorados”. A continuación y para terminar algunas fotografías.
Encuadernación gótica de cantoral (s. XV).

Encuadernación de cartera (siglo XVI).



Encuadernación mudéjar (s. XVI).


Encuadernación renacentista con cruces de la orden de Calatrava y sello de plomo (s. XVI).


Encuadernación plateresca (s. XVI).


Encuadernación heráldica de abanico (s. XVII)

Encuadernación heráldica barroca (s. XVII).


Encuadernación heráldica sobre seda (s. XVII).


Encuadernación heráldica neoclásica (s. XVIII).

Encuadernación tipo imperio (s. XIX).


Encuadernación de terciopelo (s. XVI).

Encuadernación con papel decorado (s. XVIII).

Matrices de madera y corcho para papeles empastados.

Tipo de costura.

Herramientas.

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts

ENCUADERNACIONES ARTÍSTICAS: EXPOSICIÓN Y BASES DE DATOS

Desde el día 21 de enero se puede visitar en el Hospital Tavera de Toledo la exposición titulada “Encuadernaciones Artísticas en el Archivo de la Nobleza” que muestra diferentes tipos de encuadernación desde finales de la Edad Media hasta el siglo XX de los extraordinarios fondos documentales de la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional. Como en otras ocasiones aprovecho la noticia de la exposición para tratar brevemente del tema en cuestión, el de la encuadernación que, además, ha sido muy poco tratado en este blog. Me voy a fijar en un proyecto en desarrollo, el del Catálogo Colectivo de Encuadernaciones Artísticas (CCEA). Es la Universidad Complutense desde hace varios años la que está dando forma a este catálogo que desarrolla una base de datos con descripciones normalizadas para albergar registros de encuadernaciones artísticas procedentes de varias bibliotecas españolas. Contará este catálogo con acceso abierto en Internet y, por supuesto, una parte muy importante dedicada a recoger las imágenes de las encuadernaciones. Los campos que se han tenido en cuenta para una completa descripción de la encuadernación son los de “nombre del artesano” (encuadernador, dorador, diseñador…), “estilo decorativo”, “país”, “fecha o periodo”, “dimensiones de la encuadernación”, “marca de propiedad o superlibros” (con el nombre del poseedor), “procedencia” (la historia del libro en cuanto a sus antiguos poseedores), “materiales”, “técnicas de construcción”, “decoración” y “estado de conservación”. Termino trayendo algunos enlaces a otros catálogos de encuadernaciones disponibles en internet:

Biblioteca del Palacio Real. Base de datos de Encuadernación Histórico-Artística.
Bibliothèque Sainte-Geneviève. Reliures estampées à froid, 12e-18e siècles.
British Library (con fondos también de la Koninklijke Bibliotheek de Holanda). Database of Bookbindings.
Staatsbibliothek de Berlín (con fondos de varias bibliotecas alemanas). Digitalisierung der Durchreibungen von Bucheinbänden des 15. und 16. Jahrhunderts.
University of Alabama. Publisher’s Bindings Online, 1815-1930: The Art of Books.

Carlos Fernández González

Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Bibliotecario especialista en libro antiguo.

More Posts